Altiplano

¡Intolerancia! Agreden a agente de tránsito en Rionegro

1/2
¡Intolerancia! Agreden a agente de tránsito en Rionegro
Cortesía: Acuario TV

Fabio García es el nombre del agente de tránsito número 171 que a las 7:30 a.m. de este martes 10 de diciembre fue agredido por un ciudadano en el sector de La Galería, en Rionegro. Producto de la intolerancia del particular, García recibió varios golpes en la pierna derecha y el rostro, y a esta hora (10:50 a.m.) está siendo valorado por especialistas del Hospital San Juan de Dios de Rionegro para descartar daños mayores.

El hecho se dio en la carrera 44, entre las calles 59 y 62, cuando el servidor público notificó al agresor sobre una orden de comparendo que le sería impuesta por estacionar y hacer cargue y descargue de material desde su vehículo en una zona prohibida.

“En ese sector está permitido el estacionamiento al lado derecho, pero él tenía el vehículo en el lado izquierdo. El agente le solicitó los documentos del vehículo. Él enseñó la licencia de conducción y después el agente le dijo que le iba a imponer una orden de comparendo por hacer cargue y descargue en un sitio prohibido. El señor se alteró y agredió físicamente al agente; lo arrojó al piso, lo golpeó en la pierna derecha y el rostro”, dijo a MiOriente Samuel Rivillas, técnico operativo de tránsito y superior de García.

Minutos después del ataque, y gracias al apoyo de otros agentes de tránsito que escucharon el llamado de auxilio por sus radios, el agresor fue capturado por uniformados de la Policía Nacional y trasladado con posterioridad a la Fiscalía Seccional.

Este medio conoció que el ciudadano implicado estaba utilizando su vehículo de transporte de pasajeros para una actividad distinta a la autorizada en su licencia de tránsito; el automóvil ya fue trasladado hasta los patios y está a disposición de la Subsecretaría de Movilidad.

Caterine Orozco, encargada de dicha dependencia, indicó que “al agresor le deberían imponer lo que está establecido en el Código Penal; la violencia contra servidor público da de cuatro a ocho años de cárcel. La manera de erradicar ese tipo de prácticas no es la tolerancia, sino que se den reprimendas ejemplares. Los agentes no tienen armas, solo un radio; están desprovistos de cualquier medio para contrarrestar cualquier agresión de un ciudadano”.

Según la funcionaria, los agentes de tránsito se ven enfrentados a diario a este tipo de agresiones. Meses atrás, a una agente le arrojaron comida en la cara y otro más recibió un golpe en el rostro.

“El respeto por la autoridad tiene que ser a toda prueba. El que nada debe nada teme. Como Subsecretaria voy a enviar un comunicado a la Fiscalía solicitando rigor en el proceso”, agregó Orozco. Samuel Rivillas, por su parte, dijo: “Nosotros no somos enemigos de la comunidad, nosotros estamos para servir. Somos ciudadanos comunes y corrientes, solo que estamos investidos de autoridad. Yo solicito respeto por una profesión tan linda como la nuestra”.

Comentarios

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba