El camino del fin del mundo

La fuerza del trabajo

1/2
La fuerza del trabajo

Es domingo en la evocadora Galicia. Vamos llegando a Sarria, una mancha blanca que emerge de un mar de tonos verdes.

Hoy se celebra algún tipo de fiesta católica, no sé. Hay fuegos pirotécnicos a pesar de la garúa.

Lo que llama la atención es el febril movimiento de los campesinos: las vacas van y vienen –Galicia huele a corral-, los tractores avanzan de un lado al otro de los sembrados y los bares no paran de atender viajeros.

Los gallegos son un pueblo que no se detiene.

Comentarios

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba