Historia detrás de un nombre

‘El Retiro’ tiene raíces hindúes

1/2
‘El Retiro’ tiene raíces hindúes

Por: Juan F. Tobón Aristizábal.

‘Guarceños’ es el gentilicio con el cual se les distingue a los oriundos del municipio de El Retiro, ubicado en el Oriente Antioqueño. Mucho tiene que ver el oro y el cuarzo con el nombre de esta población, pues en época de colonización, don Ignacio Castañeda y su esposa doña Javiera Londoño llegaron en búsqueda de minas para explotar. Allí empieza esta historia.

El cuarzo, una especie de cristal, era utilizado para indicar la presencia de oro en las zonas de explotación. La abundancia de este material en lo que hoy conocemos como El Retiro, era tal, que el territorio empezó a ser reconocido como ‘El Guarzo’, pues “cambiaron la ‘C’ por una ‘G’, en la pronunciación de la época”, cuenta Ángela María Jurado, auxiliar de biblioteca de la Casa de la Cultura del municipio.

Para 1790, esta tierra fue reconocida como vereda ‘El Guarzo’ del municipio de Rionegro, y el 15 de octubre de 1814 el vicario superintendente, presbítero doctor Lucio de Villa, dictó el decreto de erección de la parroquia de El Retiro, y el reconocimiento como circunscripción municipal. Este documento fue uno de los últimos firmados por Juan del Corral antes de su muerte.

Pero, ¿por qué pasar de ‘El Guarzo’ a ‘El Retiro’? Esta historia, según Ángela, tiene lugar en el reconocido Club Fizebad, que cientos de años atrás era la Hacienda Fizebad. La palabra, original del lenguaje hindú que traduce ‘el buen retiro’, dio origen al bautizo del municipio, con el nombre de ‘El Retiro’.

Así entonces, entre cuarzo, oro, una hacienda y una palabra hindú, se tejió la historia del nombre de este municipio que vio firmar a doña Javiera Londoño el testamento donde les dio libertad a 140 esclavos, y les cedió la más productiva de las minas de El Guarzo. Por esta razón, a finales de cada año, El Retiro celebra la Fiesta de los Negritos, en honor a este hecho.

noticias@mioriente.com

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba