Abejorral

Versiones encontradas sobre millonario contrato de la Alcaldía de Abejorral

1/2
Versiones encontradas sobre millonario contrato de la Alcaldía de Abejorral
Foto: Alcaldía de Abejorral

Informe de Daniel Santa I.

Sobrecostos en los alimentos, modificación arbitraria de precios, inconsistencias en la documentación aportada por la contratista: estas son algunas de las muchas observaciones exhibidas ante la opinión pública por un grupo de concejales del municipio de Abejorral respecto a un contrato celebrado por la Alcaldía en las últimas semanas.

El contrato, cuyas cláusulas han generado múltiples comentarios en las redes sociales, fue celebrado con el fin de contener y prevenir los efectos generados por el Covid-19 en esta localidad. Sin embargo, frente a la multitud de voces que se han levantado, MiOriente acudió a las fuentes directas implicadas en la noticia. Veamos: 

Contexto

Se trata del contrato de suministro No. 100 del 2020 (ver adjunto) que bajo la modalidad de contratación directa tiene como objeto el suministro de víveres para personas en situación de vulnerabilidad, elementos de aseo y bioseguridad para contener y prevenir- los efectos generados por el Covid-19 en Abejorral. ¿Su valor? 267 millones 795 mil pesos aproximadamente.

El acta de inicio fue firmada el 27 de marzo de este año, obligando a la contratista, Mónica Baena Botero, a proveer apoyos nutricionales para 750 mayores de 60 años, 80 niños atendidos en la modalidad de Centro de Desarrollo Infantil Institucional (CDI) sin arriendo y 498 niños atendidos en la modalidad de Desarrollo Infantil en Medio Familiar de las zonas urbana y rural.

El documento también implica la compra de elementos de aseo y bioseguridad para garantizar medidas de protección básicas contra el Coronavirus y víveres para 50 personas de escasos recursos o en condición de calle que no tiene la posibilidad de preparar adecuadamente sus alimentos. Finalmente, según el literal f del primer parágrafo, la contratista también está en la obligación de proveer el transporte (entrega) de los suministros en toda la jurisdicción del municipio.

¿Qué alegan los concejales?

Los corporados Jeferson González del Partido Alianza Verde, Margarita Bedoya del Partido Liberal, y Alejandra Arboleda Isaza y Luis González del Partido Conservador, encontraron lo que en su opinión son varias inconsistencias en los valores y descripciones de los ítems especificados para la conformación de los paquetes nutricionales.

Y es que el 6 y 10 de abril la Alcaldía de Abejorral publicó dos actas aclaratorias sobre el contrato que, además, fue extendido a través de una prórroga de 15 días (hasta el 15 de abril). Mediante dichas actas, la Alcaldía corrige precios y medidas (no cantidades) de algunos alimentos porque, según el alcalde de la localidad, Julián Muñoz, no fue posible encontrar muchos productos en las medidas inicialmente planteadas.

En lo tocante a los paquetes nutricionales para adultos mayores, los concejales encontraron, por decir algo, que la leche deslactosada líquida (bolsa de 900 mililitros) figura en el contrato con un valor de 5.592 pesos la unidad, pero en la primer acta aclaratoria pasó a valer 11.339 pesos.

Por su parte, al respecto de los paquetes nutricionales para los 498 niños, la lata de atún en agua (175 gramos) tiene un valor de 6.757 pesos en el contrato, pero en la segunda acta aclaratoria aparece con un valor de $ 8.225 pesos.

Lo que sugieren los concejales es que, si bien es cierto que la segunda acta aclaratoria bajan precios de productos como el arroz por libra (pasó de 3.262 a 2.300), el valor general del paquete nutricional no cambia y las cantidades tampoco. 

Así pues, en otros casos lo que modificó el acta fue la unidad de medida del producto (kilos por libras, por ejemplo) mas no el precio final. Así sucede en el contrato, donde tres libras de pasta alimenticia enriquecida valen 16.776 pesos, pero en la segunda acta la descripción se ve modificada: pasa de tres libras a seis paquetes de 250 gramos (que es la misma cantidad), pero el valor sigue siendo el mismo (16.776 pesos).

Esto dijo el concejal Jeferson González:

Ir a descargar

González aseguró haber cotizado, en una empresa especializada de materiales e implementos médicos, varios elementos de aseo y bioseguridad que constan en el contrato, y que la diferencia de precios en relación con el contrato, dice, es abismal.

“Incluso nos dimos a la tarea de compararlo con otros contratos de la misma contratista con el Estado, y nos encontramos con algunos de estos elementos pero con valores inferiores”, agregó.

MiOriente conoció que el Procurador Provincial y la Personera Municipal ya están al tanto de estas inquietudes, entre las cuales se encuentra aquella según la cual habría irregularidades con el Registro Único Tributario (RUT) de la contratista, en el sentido de que una de sus actividades económicas fue actualizada el 4 de abril (añadiendo una relacionada con transporte), cuando la fecha que consta en el acta de inicio es el 27 de marzo.

Ir a descargar
¿Qué responde el Alcalde?  

La segunda acta aclaratoria justifica las diferencias como “errores involuntarios de digitación en los gramajes entregados de algunos productos, ya que no se encuentran de acuerdo a lo establecido por el ICBF”. Sin embargo, el documento aclara que, en efecto, los productos fueron entregados en las marcas y gramajes citados.

Julián Muñoz se juzgó tranquilo por la realidad jurídica del contrato. Dijo así mismo que el mismo no puede analizarse producto a producto porque estos no se adquieren en tiendas de barrio donde los precios son más bajos.

Escuche los argumentos del mandatario:

Ir a descargar

Según Muñoz, para armar los paquetes nutricionales la Alcaldía no contrató pacas de productos como lentejas y arroz sino los paquetes nutricionales como tal con una serie de alimentos y precios sugeridos por el ICBF según un estudio de valores que la Alcaldía no puede sobrepasar.

Sobre los paquetes nutricionales de los adultos mayores, en los cuales los precios de algunos productos son más altos de lo habitual, añadió el Alcalde que la contratista estaba en la libertad de asignar el porcentaje de ganancias de cada paquete sobre el valor de los productos que quisiera.

Ir a descargar

Se supone que el ICBF se contacta con cada usuario que debió recibir el paquete nutricional para confirmar la cantidad y calidad de productos que entregó el contratista. En ese sentido, Julián Muñoz manifestó que los cambios de algunos productos son autorizados por la misma institución cuando los suministros (especificados en el contrato) de un proveedor se agotan.

¿La Alcaldía cometió errores en el proceso?

Ante este interrogante el mandatario de los abejorraleños respondió afirmativamente. Expuso que la Secretaría de Salud solo puede tener dos personas dedicadas a asuntos relacionados con la atención de la contingencia causada por el Covid-19.

“En medio del acelere de llegar rápidamente con estos productos antes de la fecha límite que exige el ICBF, ellas se equivocaron en el contrato y fue ahí cuando emitimos la primera acta aclaratoria. El 9 de abril, cuando salió el comentario en redes sociales, nos dimos cuenta que persistimos en un error: la leche líquida versus la leche en polvo. ¿Por qué? Porque ellas copiaron y pegaron las tablas con los valores nutricionales sin corregir”, indicó.

Ir a descargar

Finalmente, el Alcalde reiteró que la figura de Urgencia Manifiesta le permite entregar productos incluso antes de tener el contrato firmado, hecho que a su juicio explica la novedad sugerida por los concejales sobre la actualización de las actividades económicas en el RUT de la contratista.

“Antes de elegir el contratista pedimos tres cotizaciones en el mercado local y elegimos la más barata. Muchos nos preguntaron por qué habíamos comprado los productos en Abejorral, y es porque la Gobernación de Antioquia y el ICBF nos exigen que contratemos en el mercado local para impactar la economía del pueblo”, concluyó.

Diálogos truncados

Al parecer la comunicación entre los concejales de oposición y la Alcaldía no ha sido fluida. El mismo Jeferson aseguró que algunos secretarios de despacho le han dejado solicitudes sin responder, aunque reconoció la prontitud y diligencia de otros.

“Nuestra conversación con la Administración siempre ha sido distante porque desde el principio llegamos a hacer un ejercicio de control, y somos la única fuerza de oposición en el Concejo, así que la conversación ha sido intermitente. Casi todo ha tenido que ser a través de derechos de petición”, concluyó Jeferson.

También Julián Muñoz reconoció que, desde antes de que las molestias de los ciudadanos sobre el contrato salieran a la luz pública, el Presidente del Concejo había convenido una reunión con el Abogado Jurídico de la Alcaldía, reunión que hasta ahora no ha podido efectuarse.

“Pero aquí las puertas están abiertas. Por eso nosotros el fin de semana nos tomamos casi una hora para explicar elementos técnicos que son tan complejos para los ciudadanos”, dijo el Alcalde. Solo resta esperar que los entes de control, que ya tienen conocimiento del caso, se pronuncian al respecto.

Este es el video con la denuncia del Concejal: 

Vea la respuesta del Alcalde: 

Este es el contrato: 

Contrato 100 by Redaccion MiOriente on Scribd

Esta es la primer acta aclaratoria: 

Primer acta aclaratoria by Redaccion MiOriente on Scribd

Aquí la segunda acta: 

Segunda acta aclaratoria by Redaccion MiOriente on Scribd

Comentarios

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba