Bosques

Disgusto en Cocorná por la tala de tres hectáreas de bosque

1/2
Disgusto en Cocorná por la tala de tres hectáreas de bosque

El 8 de agosto de este año se vence el plazo para que el señor José María Orrego siembre 3.000 nuevos árboles (especies nativas de la zona) en un predio de su propiedad ubicado en la vereda Cruces-El Socorro del municipio de Cocorná. ¿Por qué? Porque tras una serie de denuncias de la comunidad, Cornare concluyó, mediante un informe técnico, que con la tala de árboles que se estaba realizando en el sitio “se puede ver afectada la calidad y cantidad del recurso hídrico que es utilizado por los usuarios del Acueducto Cruces que tiene 210 usuarios y el Acueducto El Socorro que tiene 120 usuarios”.

MiOriente conoció del caso de afectación ambiental por la denuncia de tres ciudadanos del municipio, entre ellos Jully Gallón Monsalve, presidente del Acueducto Multiveredal Cruces que surte varias viviendas de un sector conocido como el Viaho. Gallón se mostró ofendida por cuando la tala de árboles que ella misma denunció, se llevó a cabo, tal y como afirmó, a través de un funcionario del municipio.

“Él estaba ganando dinero del municipio como guardabosques, pero estaba deforestando la zona. Nosotros pusimos la denuncia pero la autoridad se demoró mucho en venir, y cuando fuimos nos encontramos con siete trabajadores que ya habían deforestado tres hectáreas”, dijo la Presidente del acueducto.

El contexto

Al parecer, en el predio adquirido por el señor Orrego las autoridades habían desmantelado años atrás un laboratorio de coca, y en el periodo de gobierno del exalcalde Jorge Vásquez “había sido entregado en comodato al Acueducto Multiveredal Cruces. Ahí hay un yacimiento de agua, pero hasta ahora no hemos detectado ninguna afectación al acueducto por la deforestación”, agregó Jully.

MiOriente entrevistó al guardabosques de Cocorná, quien trabaja en dicho cargo desde hace tres años y quien aseguró que el propietario de la finca le pidió que le recomendara gente de la zona para recuperarla.

“Es falso que es finca sea del acueducto; los dueños aparecieron con escrituras y hasta tienen los impuestos pagos en el municipio. Ellos quieren recuperar la finca pero no tocaron el bosque sino unos potreros. La señora Jully no han podido aceptar que la finca no es de ellas sino de un particular”, dijo el funcionario cuyo nombre omitimos.

¿Qué dice el informe de Cornare?

El documento oficial de nueve páginas (ver archivo adjunto al final), muestra que efectivamente existió una afectación real del predio por estar ubicado en zona de conservación y protección ambiental, zona de preservación y restauración ecológica.

Además del plazo de 60 días otorgado a José María Orrego para recuperar las áreas afectadas con la siembra de 3.000 nuevos árboles de los mismos que fueron talados, Cornare recomendó a la Oficina Jurídica de la Regional Bosques informar a Orrego la necesidad de acatar la normatividad ambiental y de usos del suelo del Pomca (Plan de Manejo y Ordenación de una Cuenca) Samaná Norte y el DMRI (Distrito Regional de manejo Integrado) Sistema Viaho Guayabal.

Según la autoridad ambiental, en ambos documentos “se fijan determinantes ambientales para la reglamentación de rondas hídricas y áreas de protección del Esquema de Ordenamiento Territorial de Cocorná en lo referente a retiros a fuentes hídricas, (100 metros a la redonda de zonas de nacimiento y 30 metros a ambos lados o márgenes de fuentes de agua)”.

Lo cierto es que en la visita adelantada el pasado 8 de mayo, Cornare detectó troncos de árboles talados y material vegetal dispuesto a menos de cinco metros de los yacimientos de agua que surten a los acueductos Cruces y Socorro, cuyas bocatomas se encuentran a 50 y 80 metros respectivamente.

“El área donde se llevó a cabo la talar es de aproximadamente tres hectáreas, se observan (…) árboles en el suelo con alturas superiores a los tres metros, fueron afectadas especies nativas como: siete cueros, carates, chagualos, silvo silvo, crotón, quimulá, entre otras”, detalla el informe.

La voz del propietario

Es el señor José María Orrego quien figura en el documento como verdadero responsable del predio. Él explicó a MiOriente que “no ha habido tala de árboles nativos ni deforestación, sino una recuperación de potreros; sin embargo, adelantaremos una siembra de árboles. Lo que nos dijo Cornare es que de las 17 hectáreas solo podemos utilizar tres”.

Aseguró Orrego que la finca tiene un bosque nativo que no ha sido intervenido, que la zona que pretende recuperar tendrá como fin la instalación de un cultivo que no especificó, y que lo único que le ha recomendado Cornare es respetar un margen de 30 metros a ambos lados de las fuentes hídricas de la zona.

La oficialidad

Johan Alberto Ramírez, alcalde de Cocorná, aseguró que desde el principio le dio la cara al problema, e incluso llegó a detener las actividades de deforestación aunque se trataba de un predio privado. Dijo que la junta del acueducto le solicitó nuevamente la finca en comodato, pero que su respuesta fue negativa por cuanto la misma aparece como de propiedad de un particular.

“Hemos hecho la presión necesaria y apoyado al acueducto con recursos, mejoras y acompañamiento, pero nosotros no podemos saltarnos un conducto regular frente a la autoridad ambienta. Yo veo que doña Jully está actuando en defensa del bosque y el acueducto, pero no interpreta bien que hay un paso a paso y un procedimiento para ser efectivos”, manifestó el mandatario local.

Finalmente, Ramírez desmintió que fuera el guardabosques del municipio quien se encontraba adelantando la tala de árboles, sino que solamente recomendó al propietario de la finca una serie de personas del sector para intervenir el predio, tal y como asegura, sin saber que estaba en zona de protección. 

¿Quién tiene la razón?

Este medio trató de tener una respuesta de los funcionarios de Cornare, pero no fue posible. Según el documento al que MiOriente tuvo acceso, el verdadero propietario del predio es el señor Orrego y no el Acueducto Multiveredal Cruces. No obstante, las afirmaciones de José María no concuerdan con el informe técnico en que la autoridad ambiental argumenta una afectación real de las especies arbóreas nativas. Con todo esto, la pregunta que queda en el aire es: ¿se trata de una lucha de intereses por el predio entre Orrego y las directivas del acueducto?

Informe Acueducto Cruces by Oriente Antioqueño on Scribd

Comentarios

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba